Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

medicina-estetica-plasma-rico-en-plaquetas

Es un método ambulatorio de regeneración celular que se utiliza en el rejuvenecimiento de la piel y consiste en el uso de una pequeña cantidad de sangre del paciente, la cual se somete a un proceso de centrifugado donde se separan las plaquetas. Posteriormente, el plasma rico en plaquetas (PRP) es reinyectado al paciente para que por medio de la liberación de factores de crecimiento, se estimule la producción de colágeno, proteínas y regeneradores celulares.

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento rápido que requiere sólo de 15 minutos y se aplica de manera intradérmica o por mesoterapia, favoreciendo así el rejuvenecimiento de la piel. El efecto del plasma rico en plaquetas (PRP) es tan seguro que durante muchos años se ha usado para la regeneración de tejidos en la medicina quirúrgica, para el sellamiento de heridas y propiciar la aceleración en la asimilación de injertos.

El plasma rico en plaquetas (PRP) no tiene efectos adversos ni contraindicaciones, pues tiene origen en el cuerpo del mismo paciente. Se aconseja que el paciente que se realice el plasma rico en plaquetas, no consuma medicamentos antiplaquetarios una semana antes y después de la aplicación del tratamiento con plasma rico en plaquetas.

Según los expertos, para mejores resultados se recomienda tener cuatro sesiones del plasma rico en plaquetas el primer año y refuerzos periódicos. Los resultados del plasma rico en plaquetas (PRP) dependen del tipo de piel, la edad del paciente y los hábitos del mismo. Entre los beneficios del plasma rico en plaquetas (PRP) está lograr iluminar y revitalizar el rostro, atenuar las arrugas y disminuir las imperfecciones de la piel.

“Una piel sin luminosidad: Renueva el colágeno con plasma rico en plaquetas”.

¿Como se obtiene el plasma rico en plaquetas?

El plasma rico en plaquetas se obtiene por centrifugación diferencial de sangre autóloga, es decir, extraída del mismo paciente, al ser utilizado mediante mesoterapia (microinyecciones), en las zonas más flácidas del rostro y del cuello, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad. Da resultados muy satisfactorios cuando se utiliza para: rejuvenecimiento facial, fortalecimiento capilar, celulitis, estrías o cicatrices.

Las plaquetas que fluyen en la sangre están repletas de unas citoquinas llamadas Factores de Crecimiento. Esos factores tienen la capacidad de acelerar la reparación de tejidos colágenos como el cartílago articular, tendones y músculos. Los factores de crecimiento intervienen en los procesos de reparación, restauración y regeneración celular. Son generados por el propio organismo con las características inmunes de cada individuo.

Se trata de un procedimiento completamente natural, no tóxico ni alergénico dado que se utiliza la propia sangre del paciente, resultando en un tratamiento sin efectos secundarios.

Al respecto, el doctor Renato Rodriguez, especialista en Cirugía Estetica: “En general, recomendamos iniciar con 4 sesiones una cada 3 semanas y despues de mantenimiento una sesion cada 3 meses, los resultados se ven luego de los 7 dias -y agrega-. Es un procedimiento totalmente aséptico: la extracción de sangre, que se realiza con material desechable y de uso único, se hace utilizando tubos estériles de vacío asegurando que la sangre nunca tome contacto con el aire ni con ningún contaminante. Luego, eso tubos se someten al proceso de centrifugado donde se separa el plasma rico en plaquetas del resto de los componentes de la sangre. Ese plasma se recolecta en una jeringa estéril, quedando listo para su aplicación”.

Se extrae sangre una sola vez, como en un análisis clínico de rutina. Durante la aplicación, y solo basta un pinchazo, el pinchazo no dejan marca, puede suceder que se genere algún pequeño moretón (de hasta 3mm) en alguna de las zonas donde se aplique.

La aplicación de plasma intradérmico, o subdérmico, puede producir irritación y sensación de ardor en el momento de la aplicación. Para hacerlo más ameno, se utilizan cremas anestésicas que disminuyen las molestias y en caso de hipersensibilidad, se utiliza un sedativo”.

Al tratarse de una sustancia producida en el propio organismo, no existen alergias al plasma rico. No obstante, se contraindica en pacientes alérgicos al látex o a alguno de los componentes utilizados durante el procedimiento para evitar la coagulación de la sangre dentro del tubo. Tampoco lo usamos durante el embarazo y la lactancia.

La duración del efecto de ese tratamiento depende de la respuesta de cada organismo. En ese sentido, se observan 2 efectos: uno inmediato, producto del procedimiento mismo y de la distribución del plasma que se percibe en los primeros días; y otro a mediano plazo que es resultado de la activación tisular por los factores de crecimiento que se percibe a partir del mes y continúa durante 6 meses.

Vídeo

banner-momentos
Trato y profesionalismo de primer nivel. Si desea consultar a nuestros médicos especializados, en Hispali, lo estamos esperando.
 English